Son su mayor orgullo y por eso, Manuel Díaz ‘El Cordobés’ no escatima cuando de presumir de hijos se trata. Siente debilidad tanto por Alba, fruto de su matrimonio con Vicky Martín Berrocal, como por sus dos pequeños, nacidos de su relación con Virgina Troconis. Todos han formado una preciosa familia que se apoya en los momentos más difíciles y que, por supuesto, disfrutan los días de ocio como el que ayer vivieron.

Aprovechando que ayer era fiesta en toda España, Manuel y Virginia llevaron a sus dos hijos a Marbella, donde disfrutaron de un almuerzo. Allí se les unió Alba, que, además de estar volcada con sus estudios, cada vez tiene más notoriedad en el mundo online gracias a sus seguidores en Instagram; la andaluza lleva camino de convertirse en una potente influencer como su amiguísima Lucía Rivera Romero. Manuel subió una foto con la mayor de sus retoños expresando lo felicísimo que se sentía, “la felicidad que siento en estos momentos os la deseo a todos”, escribió.

Manuel siempre quiso para sus hijos lo que él nunca pudo tener: una bonita relación con su padre. Benítez siempre había negado ser el progenitor de Díaz, hasta que la justicia le dio la razón al segundo. A pesar de esto, el veterano torero ha siguido sin querer saber nada de él. Al menos, esta batalla legal sirvió para que el padre de Alba pudiera estrechar lazos con su hermano Julio.

Hace pocas semanas, el diestro fue operado de una de sus caderas después de que, en verano, tuviera que someterse a otra intervención. 2018 ha supuesto una puesta a punto total en la que ha preferido hacer un pequeño parón en su carrera taurina para así dedicarse a sí mismo.