Es feliz porque, afortunadamente, lo puede contar y, además, no le han quedado secuelas. Loli Pozo, concursante de 'Gran Hermano 15', ha hecho público un episodio que pudo haberle costado la vida o, en su defecto, haberle dejado con importantes secuelas que le hubieran limitado en su vida cotidiana. Por suerte, Loli está perfectamente y ahora que se encuentra con fuerzas ha podido contar lo que le pasó hace ahora un año.

Loli sufrió un infarto cerebral, un ictus, una dolencia en el que las primeras horas son vitales, ya que cuanto más tiempo pasa peores pueden ser las secuelas. La tarotista, que entró en la casa de Guadalix de la Sierra con su hermana Mayca, lo ha hecho público en sus redes sociales.

"Hola a todos, no soy de hablar nada por aquí pero quiero compartir con vosotros que tal día como hoy de hace un año me dio un infarto cerebral… lo llamado hoy en día ICTUS!!! El cual te entra sin avisar, te entra por sufrir… llorar, luchar… y por muchos motivos más los cuales ni los médicos te saben decir… Tengo que dar GRACIAS A DIOS que no me ha dejado muchas secuelas y que estoy viva…", ha escrito Loli.

Loli también ha querido manifestar su recuerdo hacia quienes no lograron superar la enfermedad y también mostrar su agradecimiento a su querida hermana Mayca y a todos los que conoció en el hospital. "También me tengo que acordar de los que quedaron en el camino y no salieron del Hospital… Sólo agradecer a mi hermana Mayca que me cuidó desde el minuto uno hasta que salí del hospital, y a toda mi familia que estuvo y siguen estando conmigo, a mis amigos… Y esa gente que conocí en el hospital yo les llamo familia sin sangre. GRACIAS… GRACIAS… Consejo, ser felices, disfrutar el momento y vivir!!!", es la recomendación con la que Loli concluye su escrito.