You are here:--Junio

Este quiz de palabras revelará tu verdadera edad mental

Porque puedes ser viejo por fuera y joven por dentro (o al revés).

By |Junio 30th, 2016|Categories: Buzzfeed|Comentarios desactivados en Este quiz de palabras revelará tu verdadera edad mental

27 Ocasiones en que Margaery en “Game Of Thrones” fue la mejor

LA Reina. Contiene spoilers.

HBO

margaerytyrellsource.tumblr.com

Cuando fue ambiciosa y desvergonzada de lo que quería.

Cuando fue ambiciosa y desvergonzada de lo que quería.

HBO / Via margaerytyrellsource.tumblr.com


View Entire List ›

By |Junio 30th, 2016|Categories: Buzzfeed|Comentarios desactivados en 27 Ocasiones en que Margaery en “Game Of Thrones” fue la mejor

Rosa Benito se despide de ‘Sálvame’

Se va del programa bailando... y discutiendo con Kiko Hernández

Se va del programa bailando... y discutiendo con Kiko Hernández

Más información

By |Junio 30th, 2016|Categories: Noticias Lecturas|Comentarios desactivados en Rosa Benito se despide de ‘Sálvame’

21 Palabras horrorosas que a la RAE le parecen normales

“Mi amigovio es un beisbolero bien papichulo que anota jonrones” está bien escrito.

¿Qué significa?
Deshacer un cambio (duh) o trueque.

Ejemplo
"Voy a descambiar esta tele que me salió bien mala."

Thinkstock / BuzzFeed

¿Qué significa?
Es la forma corta de decir "señor."

Ejemplo
"Mi papá es un ño muy amable."

Thinkstock / BuzzFeed

¿Qué significa?
Persona que se dedica al béisbol.

Ejemplo
"Los beisboleros de los Padres juegan muy bien."

Thinkstock / BuzzFeed

¿Qué significa?
Es la versión castellanizada de home run.

Ejemplo
"El beisbolero anotó varios jonrones en la temporada."

Thinkstock / BuzzFeed


View Entire List ›

By |Junio 30th, 2016|Categories: Buzzfeed|Comentarios desactivados en 21 Palabras horrorosas que a la RAE le parecen normales

Los niños están en grave riesgo de sufrir agresiones sexuales y violaciones en los campos de refugiados

Según Unicef, hay una “amenaza constante” de violencia sexual en los siete campamentos del norte de Francia.

Los niños que viven en campos de refugiados como los de Calais y Dunkirk están expuestos a la explotación sexual, los abusos y el tráfico de personas a diario, advierte un nuevo estudio de Unicef.

Los niños que viven en campos de refugiados como los de Calais y Dunkirk están expuestos a la explotación sexual, los abusos y el tráfico de personas a diario, advierte un nuevo estudio de Unicef.

© Unicef/Geai

Unicef estima que hay unos 500 niños sin compañía ubicados en las siete zonas para refugiados en el norte de Francia. Además, afirma que algunos de los niños entrevistados llevaban allí hasta nueve meses.

Unicef estima que hay unos 500 niños sin compañía ubicados en las siete zonas para refugiados en el norte de Francia. Además, afirma que algunos de los niños entrevistados llevaban allí hasta nueve meses.

© Unicef/Geai

Los investigadores hablaron con 60 niños con edades comprendidas entre 11 y 17 años en esos campamentos entre enero y abril de 2016. La mayoría habían huido del conflicto existente en países como Siria y Afganistán, y muchos de ellos intentaban contactar con sus familiares que ya viven en Reino Unido.

Hay varias razones por las que los niños están solos en los campamentos: algunos dijeron que los habían abandonado en las montañas por caminar demasiado despacio, mientras que otros habían perdido a sus familiares cruzando el mar entre Turquía y Grecia.

Hay varias razones por las que los niños están solos en los campamentos: algunos dijeron que los habían abandonado en las montañas por caminar demasiado despacio, mientras que otros habían perdido a sus familiares cruzando el mar entre Turquía y Grecia.

© Unicef/Geai


View Entire List ›

By |Junio 30th, 2016|Categories: Buzzfeed|Comentarios desactivados en Los niños están en grave riesgo de sufrir agresiones sexuales y violaciones en los campos de refugiados

La actriz que interpreta a Melisandre en “Game of Thrones” hizo un chiste oscuro pero divertido sobre Shireen

Aprobado por R’hllor.

Carice van Houten es conocida por interpretar a Melisandre en Game of Thrones.

Carice van Houten es conocida por interpretar a Melisandre en Game of Thrones.

HBO

Ella interpreta a una sacerdotisa que venera a R'hllor, también conocido como el Señor de la Luz.

Ella interpreta a una sacerdotisa que venera a R'hllor, también conocido como el Señor de la Luz.

HBO

En la temporada 5 de la serie, Shireen Baratheon fue quemada viva por su padre Stannis Baratheon, todo porque Melisandre se lo ordenó.

En la temporada 5 de la serie, Shireen Baratheon fue quemada viva por su padre Stannis Baratheon, todo porque Melisandre se lo ordenó.

Shireen fue asesinada porque Melisandre convenció a Stannis de que sacrificar a su hija era lo correcto para R'hllor.

HBO / Via gameofthronesdaily.com

Como te puedes imaginar, no era solo una locura, sino algo emocionalmente duro.

Como te puedes imaginar, no era solo una locura, sino algo emocionalmente duro.

HBO / Via gameofthronesdaily.com


View Entire List ›

By |Junio 30th, 2016|Categories: Buzzfeed|Comentarios desactivados en La actriz que interpreta a Melisandre en “Game of Thrones” hizo un chiste oscuro pero divertido sobre Shireen

Malena Costa y Mario Suárez presentan a la pequeña Matilda

La modelo ha abandonado hoy mismo la Cínica Ruber de Madrid

La modelo ha abandonado hoy mismo la Cínica Ruber de Madrid

Más información

By |Junio 30th, 2016|Categories: Noticias Lecturas|Comentarios desactivados en Malena Costa y Mario Suárez presentan a la pequeña Matilda

Después de lo de Orlando, la gente LGBT reflexiona sobre lo que significan los bares de homosexuales para ellos

Ir a un bar gay al menos una vez es un rito de paso homosexual. Volver una y otra vez, sin embargo, no siempre es en las cartas. La escena del club puede ser alienante para aquellos que no beben o no les va la fiesta. Puedes encontrar 10 bares para hombres homosexuales dentro de un radio de tres cuadras en prácticamente todas las ciudades principales de América, pero los bares de lesbianas están desapareciendo en todo el país. Y mientras que las drag queens siempre han sido actores esenciales para la vida nocturna gay, los transexuales y aquellos no conformes al género no siempre son recibidos con los brazos abiertos de manera similar. Muchos (aunque no todos) bares de homosexuales tienen mala fama por centrarse en y celebrar solo ciertos tipos del colectivo LGBT: a saber, chicos blancos cisgénero y en forma.

Estos espacios no son perfectos. Sin embargo, para muchos de nosotros, son lo mejor que tenemos: santuarios de la homosexualidad que soportan las demoledoras olas de la heteronormatividad en la bahía; lugares para cambiar de género sin temor a la censura, para besar sin objetivación ni vergüenza. Son, para muchos de nosotros, una especie de hogar.

El domingo por la mañana, cuando un hombre armado irrumpió en el club nocturno gay Pulse de Orlando, Florida, matando a 49 personas e hiriendo a otras 53, la ilusión de un santuario gay supuso comprender algo terriblemente crudo: incluso nuestros supuestos espacios seguros no son realmente seguros. (Pero en realidad todos lo sabíamos ya). Una noche latina encabezada por mujeres trans y drag queens de color terminó en el tiroteo más mortífero de la historia de EE. UU. Un año después de la decisión del Tribunal Supremo sobre el matrimonio, la seguridad (en particular para los homosexuales y transexuales de color) está todavía demasiado lejos de estar garantizada.

Los bares para homosexuales no son suficientes. No para garantizar la perfecta unión de todos los rincones de nuestras comunidades; no para mantenernos seguros. Pero incluso después de que sen brutal y terriblemente invadidos, bien Stonewall en 1969 o Pulse en 2016, pueden volver a construirse. Quizá puedan incluso volver a ser un hogar.

En honor de Pulse y sus clientes, preguntamos a la gente LGBT sobre lo que los bares homosexuales han significado para ellos. Esto es lo que nos contaron.

"Era jodidamente feliz. Fue la noche más hermosa y liberadora de mi vida".

Cumplí 21 años tres días antes de embarcarme en un viaje de estudios en el extranjero de 4 meses en Londres. Había salido del armario como bisexual un año antes, pero nunca había estado en un espacio particularmente para gais. Yo era casi el únigo gay fuera del armario en mi grupo de amigos de los suburbios de Nueva Jersey y solo podía llegar a la comunidad homosexual que tan desesperadamente necesitaba por internet. Probablemente vi cada programa de televisión, cine y vídeo de YouTube que en el que hubiera una mujer gay solo para sentirme yo misma.

Avance rápido unos meses, a cuando vivía en Londres. Mi amigo, que resultó ser gay, mencionó que quería ir a un club gay. Yo solo había salido del armario con un puñado de personas en el viaje de estudios en el extranjero (según cuentan, nunca sales del armario solo una vez). Estaba llena inmediatamente de mucho entusiasmo y energía nerviosa. Llegamos al Gayborhood, adornado con el arco iris y señales de neón, y caminamos hasta un bar que se llama G-A-Y.

Esa noche fue la primera noche del resto de mi vida. Me besé con dos chicas hermosas, bailé canciones de Whitney Houston y Madonna y abracé a mis amigos. Era jodidamente feliz. No creo que nadie a mi alrededor se diese cuenta o entendiese el significado de ese momento para mí. Era yo misma, eso era todo. Sin vergüenza, sin molestias, sin preguntarme si alguien a mi alrededor era gay, como lo había hecho tantas veces en barras hetero. Fue la noche más hermosa y liberadora de mi vida.

—Nikki, 22 años, gay/bisexual

"Vengas de donde vengas, lleves lo que lleves puesto, de cualquier manera con la que te identifiques y con quien quiera que estés, perteneces".

El primer bar gay al que fui fue el Dark Lady, en Providence, Rhode Island, cuando una amiga heterosexual y yo fuimos en coche desde Boston para ver un concierto de Leslie and the Lys. La X del rotulador apenas se había secado en el dorso de nuestras manos antes de que un drag queen pasó como si nada y me dijo, en un tono alegre, como si estuviera halagando mi corte de pelo, "¡Te comería el culo!" No se me ocurre una bienvenida más cálida.

Crecí en un pequeño pueblo a las afueras de una ciudad demasiado pequeña para tener una escena gay visible y estuve en el armario hasta después de la secundaria. Los primeros amigos homosexuales que hice fueron en la universidad, y pasar tiempo con grandes grupos de personas homosexuales todavía era una experiencia nueva. Pero cuando pienso en el Dark Lady aquella noche, hasta cierto nivel reconocía incluso a los desconocidos: parejas de chico gay y chica heterosexual como mi amiga y yo, chicos para los cuales la secundaria no era más que una tortura y chicas que nunca eran lo suficientemente "femeninas" para que alguien estuviese colgado de ellas. Vi el alivio suelto en sus sonrisas, la comodidad en la forma en que se abrazaban, su afecto filial a las drag queens que presidían. Era como si todos hubiéramos cruzado una línea de meta, entrado en un reino más allá de la negociación de identidad del mundo exterior. En el interior, simplemente estábamos todos allí.

He estado en decenas de bares para homosexuales después del Dark Lady (aunque ninguno con una referencia Cher comparable en su nombre) y cada uno de ellos, incluso los malos, ha tenido el mismo sentimiento de camaradería en su corazón. Vengas de donde vengas, lleves lo que lleves puesto, de cualquier manera con la que te identifiques y con quien quiera que estés, perteneces.

—John, 27 años, gay

"Y me siento fortalecido por cada persona que vive en una pequeña ciudad, pero que no es pequeña".

Me mudé de California a Arkansas unos años. Mientras estaba allí, encontré una comunidad genial de drag queens, gais, lesbianas y aliados de gais que se juntaban todos los viernes y sábados en un pequeño bar para desahogarse. Entrar a un lugar donde estaba bien estar. Existir. Ser visto.

Para entrar en el bar, había que conducir hasta el borde de la ciudad y caminar por un estacionamiento donde había habido varios. Sin embargo, todas las semanas, sin falta, todos atravesábamos ese estacionamiento y desafiábamos todo para tener nuestra seguridad dentro. Ahora me pregunto por los que dejé atrás cuando regresé a California. ¿Seguirán desafiando al estacionamiento? ¿Lo hicieron ayer por la noche por solidaridad? Si tuviera que adivinar, imaginaría el bar más lleno que nunca. Es un refugio. Es un lugar para que la minoría no sea gobernada por la mayoría, sino por las reglas del amor y de la luz. Pero también imagino que anoche fue tensa. Más tensa que otros lugares en los que he vivido y que he visitado. Me desperté hoy fortalecido por el hecho de que no hubiera noticias de violencia en este pequeño bar de Arkansas. Me sentí alentada, a sabiendas de que los ciudadanos homosexuales probablemente se reunieron y velaron y se mantuvieron fuertes hombro con hombro. Y me siento fortalecido por cada persona que vive en una pequeña ciudad, pero que no es pequeña.

—Zee, 39 años, hombre gay transexual

Tengo la suerte de vivir en un país (España) donde no necesitamos bares gais para sentirnos "seguros", pero para un chico de una ciudad (muy) pequeña como yo, cuando me mudé a la capital y empecé a ir a bares y clubes para gais, fue liberador: Desde un punto de vista sexual y sentimental, elimina la necesidad de buscar compañeros con el pseudoanonimato de internet o de tener que correr el riesgo de entrar en contacto con un hombre heterosexual. Solo la sensación de que podía contactar con alguien sin ningún problema (bueno, siempre está el rechazo habitual, pero eso puede pasarle a todo el mundo, por supuesto) hacía que flirtear, conocer gente nueva y hacer nuevos amigos fuese más fácil y feliz. Es por eso que cosas como el tiroteo de Orlando o incluso la reciente microepidemia de violencia homofóbica de España en Madrid son tan dolorosas. Están atacando a la gente en el único lugar donde pueden sentirse realmente libres.

—Marcos, 31 años, gay

" Me pregunto cuánto tiempo más me será posible permanecer en la sombra".

Como alguien que creció en el sur, en una comunidad cristiana evangélica, y como alguien que no salió del armario hasta tarde, he disfrutado de muy pocos espacios verdaderamente seguros en mi vida. Salí del armario a mediados de la universidad para algunas personas, pero solo amigos cercanos, y hasta la fecha la mayor parte de mi familia ni siquiera sabe mi sexualidad. Incluso ahora, me da miedo usar mi nombre en esta publicación, porque tengo miedo de que alguien que conozco vea esto y sume dos más dos. Si saliese del armario a la comunidad de la iglesia del sur en que crecí, estoy segura de que a sus ojos pasaría al instante de ser solo yo, la chica con la que todos han crecido durante más de 18 años, a "una bisexual", una Otra, una enemiga. Así que sigo con la boca cerrada por mi ciudad natal y con aquellos con los que crecí, aunque esté fuera del armario para gente nueva que llega a mi vida.

A día de hoy, aún cuando poco a poco me siento más cómoda con mi identidad, sé que todavía no estoy totalmente en ese punto. Todavía me pongo nerviosa en citas con chicas en espacios públicos, porque en mi propia cabeza estoy constantemente preguntándome en qué están pensando las personas que me rodean o si están mirando o si se han dado cuenta de que es una cita. La primera vez que fui a un club gay con algunos amigos homosexuales, sin embargo, fue totalmente diferente. Mis amigos homosexuales se unieron a mí en la búsqueda de chicas lindas, al igual que yo buscaba chicos lindos con mis amigos. Nadie allí pensaría dos veces en si yo bailaba, estaba de la mano o me besaba con una chica, principalmente porque todo el mundo lo hacía. Me sentí libre, me sentí aceptada y finalmente me sentí más como yo.

Y luego la noche acaba. Y me voy a casa. Y no publico todos los Snapchats, todas las fotos, todas las frases divertidas de la noche en Facebook como lo haría normalmente. Y vuelvo a mis esferas cuidadosamente curadas. Y me despierto y leo acerca de otro club como el que visité, a meros kilómetros de distancia, donde se violó esa seguridad. Cuando la realidad del resto del mundo fuera de ese espacio seguro golpea y golpea con violencia. Y empiezo a preguntarme cuánto tiempo más me será posible permanecer en silencio acerca de mi propia identidad. Me pregunto cuánto tiempo más me será posible permanecer en la sombra, tratando de evitar ser marcada o conocida únicamente como miembro de una "comunidad", sin de alguna manera ser cómplice del odio que pasa incontrolado hacia esa comunidad. Hacia mi comunidad.

—Anónimo, 23 años, bisexual

"Me fui después de tomar una copa. Pero la sensación que me quedó fue que en realidad podría ser normal. Que en realidad podría estar bien".

No vi el interior de un bar para gais hasta que fui a la universidad. Crecí en una ciudad donde simplemente era mejor y más seguro permanecer en el armario. Así que me presenté en un pequeño bar en el borde de la ciudad universitaria, por mi cuenta, bastante tarde por la noche.

Lo que más recuerdo es estar de pie, incómodamente, observando. Todo era tan normal y sin embargo tan extraño. Los chicos flirteaban entre ellos, como si fuera perfectamente normal, una cosa que estaba totalmente bien. Las personas que se besuqueaban con entusiasmo en la esquina eran ambos hombres. Algunos chicos llevaban los ojos maquillados, algunos se daban la mano. Nadie parecía preocupado, nadie parecía equivocado.

No me fui a casa con nadie, no hablé con nadie, ni siquiera estoy seguro de que hiciese contacto con los ojos con nadie. Me fui después de tomar una copa. Pero la sensación que me quedó fue que en realidad podría ser normal. Que en realidad podría estar bien.

Y supe que volvería.

—James, 30 años, gay

BAR en New Haven, Connecticut, los martes por la noche, fue el primer lugar en mi ciudad natal, donde, como persona gay fuera del armario, me sentí segura, cómoda y entre mi gente.

—Sally, 37 años, gay

"Creo que ni siquiera sabía, antes de ir, que existiesen bares de lesbianas en el Sur".

My Sister's Room en Decatur, Georgia, fue el primer bar para lesbianas al que fui, ubicado en un conjunto de vías del tren a lo largo de una calle residencial, a dos cuadras de mi universidad. Creo que ni siquiera sabía, antes de ir, que existiesen bares de lesbianas en el Sur. Ahora en gran medida no. Pero en aquellos primeros meses en que salía del armario y estaba lejos de casa, MSR era un lugar en el que simplemente podías exhalar. No tenías que preocuparte por rechazar avances no deseados de hombres ni adoptar una pose de claro interés por las mujeres, como quiera que eso se haga en la penumbra de una barra. No había el mismo tipo de urgencia que sentí en otros clubes por tratar de conocer a alguien. Hubo mucho baile. Y cerveza artesanal y ron barato y Coca-Cola disipada y un enorme patio con bancos de madera natural y canciones del único buen disco de Justin Timberlake. El terreno donde una vez se levantó fue vendido para construir unos apartamentos al final de mi primer año y el bar, con el mismo nombre, se trasladó a Atlanta, pero ni siquiera tuvieron tiempo de que se lo demolieran, pues un incendiario quemó el edificio.

—Jessica, lesbiana

Los bares para gais parecían un espacio seguro mucho antes de que saliera del armario, antes de sentirme como una de las personas que realmente pertenecían allí, proporcionaban un espacio para socializar y bailar que estaba libre del acoso masculino que a menudo era habitual en otros bares. Después de salir del armario solo he estado en un bar de lesbianas (no quedan muchos) y me pasé la mayor parte del tiempo mirando (probablemente demasiado) a todo el mundo a mi alrededor, sorprendida por la cantidad de personas que había y lo normal que eso parecía. Era como cualquier otro bar: gente que estaba muy borracha, bailando, besándose de forma descuidada, gritando. Nadie parecía asustado.

—Katie, 29, lesbiana

"Por primera vez me sentí verdaderamente libre".

El primer bar de gais al que fui fue el Stonewall Inn. Trabajaba en prácticas en la ciudad y fui en la primera cita que tuve con un chico allí, completamente ajeno a su significado. También vi mi primer espectáculo de drags allí esa noche, antes de rebotar al bar de al lado, el Duplex, donde escuchamos canciones de musicales y nos besamos. Fue la primera vez que besé a un chico en público. Esa noche tiene mucha importancia en mi corazón, y nunca me he sentido tan libre. Por primera vez, me sentí verdaderamente libre.

—Matt, 24 años, gay

Los bares y clubes de gais, para mí, son como otro mundo donde de repente está bien ser gay. Es como estar en otro planeta, uno con menos prejuicios. Los bares y clubes de gais son como un punto ciego en la cámara a través de la cual la sociedad nos mira y nos escudriña por ser lo que somos.

—Leigh, 19 años, transmasculino/lesbiana

"Los bares de lesbianas han sido unos de los únicos lugares donde puedo bailar locamente con mis amigas y no sentir la incomodidad de que los hombres me coman con los ojos".

La primera vez que fui a un bar de lesbianas (o una noche de lesbianas en un bar, como era el caso) fue sinceramente transformadora. Por tonto que pueda sonar, mire alrededor de la sala y pensé, Guau... toda esta gente es como yo de esta manera especial. A nivel práctico, resolvió algunas conjeturas de una joven lesbiana soltera en Nueva York; No me preguntaba: "¿Hay alguna posibilidad de que estén interesadas en las mujeres?" Una ex mía producía eventos y noches de bares para mujeres homosexuales y asistir a ellos me hacía sentir como un verdadero miembro de esta comunidad homosexual/lesbiana, a pesar de no conocer prácticamente a ninguna lesbiana antes de mudarme. Desde entonces, los bares de lesbianas han sido unos de los únicos lugares donde puedo bailar locamente con mis amigas y no sentir la incomodidad de que los hombres me coman con los ojos. Son los lugares de esta ciudad enorme donde puedo conocer a desconocidas y darme cuenta de que en realidad tenemos muchos amigos en común en común a pesar de que nunca nos hubiéramos conocido. Son los lugares donde no tengo miedo de ser cariñosa con mi novia porque nadie nos mirará con disgusto cuando nos besemos ni lo verá como una escena para su propio entretenimiento.

—Cassidy, 24 años, lesbiana

By |Junio 30th, 2016|Categories: Buzzfeed|Comentarios desactivados en Después de lo de Orlando, la gente LGBT reflexiona sobre lo que significan los bares de homosexuales para ellos

Elige un tupper y descubre qué comida godínez eres

¿Tendrás la personalidad de un pollito con verdolagas o de salchipulpos?

By |Junio 30th, 2016|Categories: Buzzfeed|Comentarios desactivados en Elige un tupper y descubre qué comida godínez eres

17 imágenes que documentan el increíblemente extraño viaje de la antorcha olímpica por Brasil

Desde una antorcha humana a una propuesta de matrimonio, ha sido un paseo alocado.

Seamos realistas: la mejor parte de los Juegos Olímpicos es, por lejos, la antorcha olímpica, que se enciende en Grecia cada cuatro años y luego viaja a su destino final en el país anfitrión en el transcurso de meses.

Seamos realistas: la mejor parte de los Juegos Olímpicos es, por lejos, la antorcha olímpica, que se enciende en Grecia cada cuatro años y luego viaja a su destino final en el país anfitrión en el transcurso de meses.

Petros Giannakouris / AP

Siempre es muy entretenido y a menudo completamente disparatado. Y los Juegos Olímpicos de Rio 2016 no han sido la excepción. Así que acompañemos a la antorcha por todo Brasil:

Siempre es muy entretenido y a menudo completamente disparatado. Y los Juegos Olímpicos de Rio 2016 no han sido la excepción. Así que acompañemos a la antorcha por todo Brasil:

Thanassis Stavrakis / AP

En primer lugar apareció un "hombre antorcha", robándose el show en el primer día del recorrido.

En primer lugar apareció un "hombre antorcha", robándose el show en el primer día del recorrido.

Después de una actuación tan conmovedora, fue invitado a llevar la antorcha oficialmente.

Twitter: @nao_sabo

Después de eso, la antorcha apareció en Mercado Livre, que es algo así como el eBay brasilero, a precios MODESTOS.

Después de eso, la antorcha apareció en Mercado Livre, que es algo así como el eBay brasilero, a precios MODESTOS.

Tan solo por US$12.000.

(Los envidiosos te dirán que es una maqueta, pero hay un montón en venta.)

Facebook: MedalhaDeOuroParaOBrasil


View Entire List ›

By |Junio 30th, 2016|Categories: Buzzfeed|Comentarios desactivados en 17 imágenes que documentan el increíblemente extraño viaje de la antorcha olímpica por Brasil